Días con olor a cultura

Pocos días al año tienen tanto aire lingüístico como hoy 23 de abril. Celebraciones de independencias y fiestas religiosas aparte, en el día de hoy convergen (entre otros):

1.- La Diada de Sant Jordi. También conocido como el Día de la Rosa o el Día del Libro, la festividad de Sant Jordi lleva celebrándose en Catalunya desde el año 1456. En este día se produce un intercambio de regalos entre los enamorados: una rosa para la mujer y un libro para el hombre. He aquí un gráfico muy interesante de este día.

Feliç Diada de Sant Jordi!

2.- El Día internacional del Libro y del derecho de autor. La primera conexión entre el 23 abril y los libros tuvo lugar en el año 1923, año en el que libreros de toda España decidieron celebrar el Día del Libro como manera de honrar al escritor Miguel de Cervantes.
En el año 1995, la UNESCO decidió también celebrar el Día internacional del Libro y del derecho de autor el 23 de abril, aniversario de multitud de figuras literarias como William Shakespeare, Inca Garcilaso de la Vega, Josep Pla o Miguel de Cervantes (sin mencionar las confusiones temporales por los calendarios juliano y gregoriano).

3.- El Día de la Lengua Inglesa en las Naciones Unidas. En este caso fue de nuevo la UNESCO quien en el año 2010 decidió establecer un “Día de la Lengua” para cada uno de los seis idiomas oficiales de la Organización para así celebrar la diversidad y el multilingüismo cultural. Por lo tanto, decidieron que fuera el 23 de abril el día de la lengua franca de la era moderna, coincidiendo con el aniversario de William Shakespeare.

4.- El Día del Idioma Español. De manera paralela a la lengua inglesa y Shakespeare, en este día se celebra también el Día Mundial del Idioma Español en honor a uno de sus máximos exponentes literarios: Miguel de Cervantes, cuyo “ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha” es considerado el ejemplar cumbre de la literatura española. Además, también en este día se hace entrega del Premio Miguel de Cervantes en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá (premio que este año ha recibido la escritora y activista Elena Poniatowska).


Desde pequeña esperaba estas fechas emocionada para poder ir a los puestecillos de la feria del Día del Libro con mi madre, ya que siempre acababa “cayendo” alguno que otro. Igual daba que me pasase las horas entre estanterías de la biblioteca o con la nariz pegada al último tebeo de Zipi y Zape: estos libros eran diferentes (¿y cuáles no?) y merecían su propio ritual. Deambulaba por los puestos durante un buen rato buscando la llamada de ese libro especial que solo con leer la contraportada consiguiera dejarme “con el mono” de más. Et voilà! A casa que iba derechito.

20423_10151116362795248_1906846588_n

La verdad es que siempre he sufrido un poco lo que yo denomino como “Síndrome de estantería vacía”: no importa cómo de alta sea la pila de libros por leer, si paso por una biblioteca o librería seguramente acabaré con un ejemplar bajo el brazo. Así que luego acabo leyendo dos o tres libros a la vez para intentar relajar esa carga mental de “¡Oh no, mira que libraco! Pero, espera un momento… ¿no tengo ya 4 o 5 pendientes? La verdad que 6 si contamos también el de… Bueno, va, última vez. Hasta que no me los acabe, la próxima vez no volveré a comprar ninguno más”. Ilusa de mí.

Además, soy una firme e implacable defensora del libro impreso. Que sí, que un libro electrónico es un avance increíble no sólo en términos económicos sino también espaciales, pero no cambio por nada del mundo el placer de oler las páginas de un libro nuevo, de pasarlas una y otra vez, poder subrayar las frases o diálogos emotivos y poco a poco ir construyendo una pequeña pero sólida biblioteca personal.

Ahora mismo estoy leyendo “Química entre nosotros” (Larry Young, Brian Alexander; traducido por Alejandro Pradera Sánchez), un libro interesantísimo sobre cómo las relaciones sexuales y afectivas entre los seres humanos se deben por completo a diversas y complejas transmisiones sinápticas en nuestros cerebros -aunque nos encante decir que “ha sido el destino” o “amor a primera vista”-. Como digo, interesantísimo.

Por todo esto y mucho más, ¡FELIZ DÍA A TODOS!

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s